CD pasiva y yo primera experiencia como chica activa en sexo transexual

CD pasiva y yo primera experiencia como chica activa en sexo transexual. Extraído de la guía de transexuales de España. Ocurrió hace unos meses, había contactado con una travesti cd pasiva. Una vez estuve en su casa como chico y la cosa no funciono, ella es bastante mayor. Pero un día, con ganas de jugar, volví a contactar con ella. Le dije que era travesti y que si tenía “juguetes” podríamos vernos y pasar un buen rato.

Y así fue, llegué a su casa, nos saludamos, me puse mi ropita de nena y comenzamos por besarnos y acariciarnos en el sofá. Empezó a chupármela, la cosa iba bien, de ahí pasamos a la cama. Saco sus juguetes, empezó penetrándome ella con un plug pequeño, luego uno más grande. Mientras yo cogí un consolador negro y gordo y se lo metía a ella…la cosa iba de escándalo. Me quedo con el plug metido mientras sigo dándole con el consolador. Veo una bola de acero de esas que tienen un vástago curvo y un aro en el extremo, y me digo…me lo meto, sin dejar de ocuparme de su culo.

CD pasiva y yo primera experiencia como chica activa en sexo transexual. Al principio cuesta, pero entra, como sujetar el aro por mi espalda es incómodo, opto por dejar el aro por delante, al tiempo que paso mi pene y huevos por el agujerito.

CD pasiva y yo primera experiencia como chica activa en sexo transexual
CD pasiva y yo primera experiencia como chica activa en sexo transexual

En esa posición, totalmente empalmada y con el culo abierto, le saco a mi amiga el consolador. Ella estaba tumbada sobre el costado, y le empecé a meter la puntita de mi polla, luego un poco, hasta que la tengo totalmente dentro.

CD pasiva y yo primera experiencia como chica activa en sexo transexual.

Empiezo a bombear despacito, al poco le digo que se ponga a 4 patas en el borde de la cama. Vuelvo a penetrarla, esta vez, de un solo golpe, toda dentro, y empiezo a bombear, primero suavemente y luego con más fuerza, tan fuerte que ambas gemimos como locas de placer y así seguimos hasta que me corro. Exhaustos, nos quedamos un rato abrazados, en la cama.

Al rato pasamos otra vez al sofá. Tomamos agua, nos besamos, nos acariciamos, mi amiga quiere más. Empieza a chupármela, como estamos un poco incómodos, me pongo de pie y ella sigue sentada en el sofá. Sigue chupando, me pongo de pie en el sofá y le follo la boca hasta que me corro nuevamente en su boca.

Ahí sí que tuve que decirle, nena, me has dejado KO. Pasé al baño, me limpié un poco. Volví al sofá, charlamos un rato. Luego me cambié, me vestí de chico y me volví a casa.

He vuelto a repetir con ella un par de veces más…ya lo contaré

Anastasiya Kvitko la Kim Kardashian rusa

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *