Diosa de Ebano travesti femenina en el Camp Nou Barcelona

Diosa de Ebano travesti femenina en el Camp Nou Barcelona. Llevo tiempo ojeando el forum taiaka shemales y la web de travestis en general y siempre me he sentido atraído por el mismo. Me parece harto interesante y de gran valor para los que deseamos con locura a las travestis. Ha llegado la hora de explicar ciertas cosas.

Me considero un gran adulador de las travestis. Afortunadamente he estado con decenas, cuando no con algún centenar, por toda España y en el extranjero. He tenido la suerte de viajar a una de las cunas de las más bellas, como es Brasil y estar con ellas allí. Las he catado de diferentes formas, colores, sabores… Siempre hay alguien diferente, siempre hay alguien más, siempre el morbo, el deseo y la pasión surgen. A veces más, a veces menos. Pero algo surge y nos hace deleitar maravillosamente.

Decir que espero contar varias experiencias, la mayoría siempre con mujeres diferentes. De mí nunca leeréis que he estado con alguna más de una vez. No me gusta repetir. Lo siento. Pero habiendo tanto mundo por conocer, lo que pasa, es el pasado. Excepto honrosas (muy honrosas excepciones) nunca vuelvo a disfrutar con la misma travesti (también hay alguna excepción surgida de alguna equivocación, pero uno siempre tiene recursos para salir airoso).

Creo que esto sucedió por el otoño del 2000. Pienso que sólo habría estado con no más de 10 travestis. Casi siempre si iba algo bebido, pues quizás mi psique inconsciente no aceptaba el que me gustaran (pero eso es otro tema).

I.- Diosa de Ebano travesti femenina en el Camp Nou Barcelona.

 

Deambulaba con mi viejo Opel Kadett por el Camp Nou, cuando en el espesor de la noche una oscura sombra en Avenida Diagonal me hizo la luz. Una preciosidad de más de 1’90m. Tez oscura, una travesti mulata con la piel como una clara noche de verano. Pelo muy largo, ondulado indicando la feminidad de esa travesti. Una cara de ángel elevado a los altares, labios carnosos que incitaban a pecar.

Mi coche frenó de repente (juro que fue mi coche, mi pie no hizo más que seguir el movimiento del pedal!!!). Ella abrió la puerta y comenzó la conversación. Su voz era tan femenina. Realmente pensé que era una mujer biológica. No había ningún rasgo de viejos vestigios masculinos a simple vista y al oírla. Después de un rato hablando me dijo:

– ” Si quieres vamos aquí cerca que conozco un sitio y por 15.000 pesetas pasamos un buen rato, sin tiempo y agradable”.

No puede decir que no. Subió a mi coche aquella maravillosa diosa de ébano. Le di el dinero. Era brasileira.

Hubo un momento que paramos, pues bajé a bajar dinero. Dejé hasta las llaves del coche puestas. Pero ella tenía una cara de tan buena persona, que era impensable no fiarse. Y como muestra un botón: Le di 3 billetes de 5000 pesetas y de repente (los encontré en mi coche el día después) ella dijo que faltaban 5000 que no sabía dónde habían ido a parar. Estuvimos buscando a consciencia y no los encontramos.

II.- Diosa de Ebano travesti femenina en el Camp Nou Barcelona.

Yo estaba nervioso y no sabía si era para sacarme más o que realmente los perdió. Me ofrecí a darle de nuevo 5.000 más pero ella los rechazó. Dijo que era culpa suya el haberlos perdido, pues yo se lo da. Se ganó mi corazón con esa actitud. Llegamos a un cuchitril cerca del Camp Nou. Una vieja sonriente nos dio la habitación y ella le pagó (total en aquel servicio ella apenas ganó nada).

Ya en la habitación empezamos a besarnos. Ella vio que yo estaba nervioso y me tranquilizaba. Me acarició todo mi cuerpo. ¡Dios! me estaba acariciando una belleza sin parangón! sin igual! nos besamos tan pasionalmente. Era tan hermosa!!! Tan escultural. Sus pechos no presentaban signos de silicona en ningún momento!! Parecían pechos de mujer! Blandos, mulliditos, perfectos!!! Aún dudaba de que fuera travesti.

Nos besamos locamente. Ella fue bajando hasta que me la sacó y empezó a comérmela suavemente. Pasaba su boca de piñón por toda mi polla y esta no hacía más que crecer y ponerse más dura. Como su lengua recorrían todas mis partes. Hubo un momento que ella se quitó su tanga y… tenía un arma enorme!! Y tan bella como toda ella. Me cogió la cabeza y me la bajó para que se la comiera.

Me cogió la cabeza y me la bajó para que se la comiera. Ella me medio obligo a comérsela!

III.- Diosa de Ebano travesti femenina en el Camp Nou Barcelona.

Mi experiencia con travestis se limitaba a que me la comieran y como mucho haber follado alguna. Pero jamás había puesto en mi boca una polla. No me corté. Aquella era la perfecta candidata para dar vía libre a todas mis perversiones sexuales.

Ella me medio obligo a comérsela. Era increíble. Yo parecía un niño con un delicioso caramelo. No paraba de comérsela. Y su herramienta crecía y crecía de modo alarmante. Comenzamos a hacer un 69. Un cosquilleo nutría mi cuerpo. Un cúmulo de sensaciones increíble. Un poco de miedo, de nerviosismo, placer, deseo, morbo: la combinación perfecta.

Se puso a 4 patas y me dijo que se la metiera. Después de darle un poco de cremita se la clavé. Comencé a cabalgar por el cielo. Ella se movía como ninguna mujer que estuviera en mis brazos se había movido. Mi pubis chocaba contra sus nalgas y la excitación crecía. Al cabo de un rato paramos y ella cogió crema.

Empezó a acariciarme los testículos y bajó para tocarme el ano. Me dijo que quería follarme.

Yo no lo había pensado nunca. Jamás me penetraron. Su enorme herramienta me asustaba.

Pero de mi boca sólo salió: “no lo he hecho nunca, ten cuidado” y ella me dijo “lo tendré, fíate de mí, me encanta tu culito”.

 

Lo hizo tan suavemente, tan dulcemente, tan maravillosamente. Ni me dolió. Lo hizo perfecto. Increíble.

Aún recuerdo como gritábamos de placer. Yo estaba boca abajo. Después boca arriba. Ella me besaba y me follaba.

Yo era su perro. Su pedazo de polla entraba y salía de mi culo como si nada.

 

Diosa de Ebano travesti femenina en el Camp Nou Barcelona
Diosa de Ebano travesti femenina en el Camp Nou Barcelona

 

IV.- Diosa de Ebano travesti femenina en el Camp Nou Barcelona.

En un momento ella empezó a gemir más y más fuerte y se desvaneció sobre mí: “Mierda” …. “qué ocurre?” le pregunte… “Me he corrido” y se abrazó fuertemente a mí.

“Y cuál es el problema?” pregunté con mi poca sapiencia…”qué nunca me corro, no me gusta ni me permito correrme con cliente.

Pero contigo no me he podido aguantar. Tienes un culito maravilloso” Me besó.

 

Después me dijo que me masturbara. Que me corriera. Que quería que lo hiciera sobre sus tetas.

Se tumbó boca arriba. Y yo empecé como un mono a cascármela. Pero no lo conseguía. El nerviosismo.

Me echó boca arriba y me dijo que me lo hiciera sobre su boca. Empecé a cascármela como nunca hasta que toda mi leche salió directa a su cara.

Aquello parecía el surtidor de la fuente de colores. Nos abrazamos. Nos besamos.

 

Estuvimos un buen rato más charlando. Contándome cosas de ellas.

Creo que pasamos allí más de una hora con creces.

Así que salimos y la dejé otra vez en Diagonal a expensas de que cualquier otro la tocara y la disfrutara.

 

No recuerdo su nombre. Pero es imposible olvidarla. Jamás te olvidaré.

No sé si te reconocería de nuevo, pero después de tantas que pasaron por mi vida, jamás te olvidaré.

Tampoco sé si volvería a estar contigo, no quisiera que aquella noche se ensuciara. Tienes ese huequecito en mi coco y en mi corazón.

Quizás tenga un visión romántica de ti, pero te portaste como nadie. Eras maravillosa. Bella como pocas.

 

 

V.- Diosa de Ebano travesti femenina en el Camp Nou Barcelona.

 

Bueno, nuevos compañeros. Espero que lo hayáis disfrutado.

Tengo tantas por contar… tantas que espero sacar el tiempo como pueda para que podáis compartir conmigo todo esto.

Es bueno encontrar gente afín.

 

Saludos y abrazos!!!!

Travestis Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *