El virgen, la travesti y el cabron.

El virgen, la travesti y el cabron. Il buono, il brutto, il cattivo.

 

Mariano aunque es más feo que el hijo de Carlos Baute, quiere llegar virgen al matrimonio. Aunque confiesa una de sus más íntimas convicciones, y es que fantasea masturbándose con travestis femeninas tailandesas con grandes penes. Pero no está pensando en conseguir sexo como sea. Porque su religión se lo prohíbe. También comenta que no ve descabellado que algún día se acostara con un hombre. Su prototipo sería algo así como Palomares de Gran Hermano 10. No obstante no le importaría tirarse a un hombre afeminado vestido de mujer y con lencería sexy y depilado.

Sin embargo su debilidad son las mujeres fálicas. Ya cuando conoció a René, una preciosa morena transexual catalana, cuando iba a la universidad a estudiar, sintió una atracción a las mujeres con pene. René es toda una modelo, alta y muy femenina, que alterna a los alrededores de la Universidad en busca de hombres hambrientos de un buen rabo.

Aunque Mariano no era de esos jovenzuelos que se dedican a frecuentar travestis. Y vio en los ojos de René una suerte de nobleza y pronto sintió que era una alma gemela.

 

El virgen, la travesti y el cabron
El virgen, la travesti y el cabron

Por desgracia el padre de Mariano falleció y ya no pudo sufragar sus gastos necesarios para concluir la carrera de medicina en una Universidad. Así que tenía que encontrar trabajo y ver si podía compaginarlo con sus estudios. René se ofreció para ayudarlo y le comentó que podía dedicarse a tirarse tíos por dinero. Conocía a muchos hombres casados, que iban con transexuales no operadas y transgenéricas, porque no asumían su homosexualidad. Pero sabía que algunos no pondrían pegas en pagar por servicios a Mariano.

 

El virgen, la travesti y el cabron.

Aunque no era ningún hijo fruto de una relación incestuosa, como la de Cíniras y Mirra (o sea, hablando en plata, ningún adonis). Sí que tenía otros encantos a los que se podía sacar provecho: era algo amanerado, muy limpio y se gastaba un buen rabo el cabrón. Aunque su falta de experiencia sexual era un problema.

No obstante Mariano ya tenia en mente de volver a su Galicia natal junto a su madre recién enviudada. Semanas más tarde Mariano sale al encuentro de René y le dice:

-He encontrado trabajo en Santiago.

René en parte afligida porqué eso supondría perder a quien había cogido tanto cariño le pregunta:
-de que Mariano?

A lo que él le responde:

– de Compostela.

– Así me gusta Mariano, que seas tan explícito.

Como buen gallego que era no se sintió aludido a dar más explicaciones.

El virgen, la travesti y el cabron.

Luis el cabrón era un cliente habitual de René. Era un ejecutivo agresivo que nunca se sometía a nadie, excepto con las transexuales. René contaba a sus amistades mas allegadas, entre ellas la del malogrado Leandro, que era el hijodeputa más encantador que conocia. A él le encantaba que las travestis le rompieran el culo y se lo follaran mientras mordía la almohada. A veces lloraba como un nenazas, pero era eso lo que le daba morbo y excitación. Un día le propuso de hacer un trío. Le apetecía que mientras era sodomizado por un hombre muy dotado, se comería la polla de René la transexual más bella de Barcelona. Llegando al clímax de correrse mientras era penetrado analmente, y que René se corriera en su boca.

 

Un día aprovechando que “atracó” en el puerto el buque Juan Sebastián Elcano, aprovechó para hacer acopio de sustancias estupefacientes para sus clientes más drogatas. Como había mucho marinero follarín, no quería ir sola al puerto. Porque no hay nada como un marinero con hambre de mujer. Es por eso que le dijo a Mariano si la podía acompañar a dar un paseo y ver las “golondrinas“. Además de que no queria cruzarse sola con el Borbón, un yonky que decia que era hijo del rey, que solia merodear siempre por las cercanias de la narcosala. Lugar por donde tenia que pasar para ir al puerto. Ya que en sus comienzos de hacer la calle la chuleó.

El virgen, la travesti y el cabron.

Continua en el foro de travestis taiakashemales ….

 

 

 

Las mujeres rellenitas y gordibuenas se masturban cuando les hace falta sexo. También mujeres con cuerpos perfectos se masturban en los baños de la oficina.

 

 

Masturbacion en mujeres gorditas y gordibuenas

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *