Relato Travestis Barcelona mi primera polla.

Relato Travestis Barcelona mi primera polla.

Hola a todos, voy a escribir este post para que sirva de presentación, ya que llevo mucho tiempo aquí y casi nunca he compartido mis experiencias.

 

Esto que voy a relataros ocurrió hace algún tiempo y fue mi inicio en el mundo de las trans.

 

Desde joven, viendo videos y fotos por internet empecé a sentir cierta curiosidad por las chicas trans. No se aun porque nació este deseo, pero poco a poco empecé a acostumbrarme a ver más y más videos y fotos. Yo me considero heterosexual, pero esta atracción se volvió muy poderosa a lo largo de los años. No tenía ningún tipo de predilección por el mismo sexo, pero ver a una chica con un aparato masculino entre las piernas era algo que llegaba a enloquecer mis sentidos y llenaba de pasión toda la parte inferior de mi cuerpo.

 

Fue entonces cuando me decidí de una vez a tener una cita con una trans profesional. No podía soportar más el deseo que tenía en mi interior y tenía que llevarlo a cabo, fuera de mi vida, y como experiencia personal. Es así como aprovechando un viaje de trabajo a Barcelona, me puse a investigar visitando esta página de travestis y otras cual sería la mejor trans para tener la experiencia. No os contare quien era porque tampoco es un relato para dar publicidad, me lo reservo para mí.

 

Hable por teléfono con ella y me contesto de manera muy agradable. Explicándome todo, con una voz brasileña muy sensual aunque un poco acatarrada por el tiempo que hacia últimamente debí pensar. Acorde con ella el día que iba a verla y colgué el teléfono. ¡¡ Lo había hecho, he llamado a una trans por fin!!

 I-Relato Travestis Barcelona mi primera polla.

Así pues, a los dos días, llegue a Barcelona casi de noche. Estaba todo previsto para quedar con ella sobre las 11pm (le llame para confirmarlo de nuevo), así que aproveche el tiempo para ducharme bien. Realmente no sabía que tenía que hacer con mi higiene anal, así que me duche como cinco veces haciendo un enorme hincapié en esa parte. Estaba frotando tantas veces mi pene y mi ano que acabe con una erección perpetua. Por culpa de esto, no me di cuenta que se había salido todo el agua de la ducha y tuve que fregar todo el suelo con paciencia, mirando el reloj para evitar llegar tarde (si no me daba tiempo ya recogería el agua después).

 

Una vez todo listo, me puse los calzoncillos limpios, me perfume entero y cogí un taxi a la dirección que me había facilitado. Una vez llegue al portal la llame por teléfono para que me abriera. Subí en el ascensor y encontré la puerta entreabierta, alguien estaba conversando al parecer por teléfono al otro lado y tenía la mano sujetando la puerta por detrás. Mire un poco con miedo y entonces escuche “pasa!”.

 II-Relato Travestis Barcelona mi primera polla.

 

Al entrar la vi a ella. Era más alta que yo y me recibió con una bata recién duchada. Era impresionante, mucho mejor que en las fotos que había visto, con la piel morena, una larga cabellera que le llegaba a la mitad de la espalda y olía como los ángeles. Me pidió que me sentara en lo que parecía el comedor mientras ella terminaba su conversación brasileña por teléfono y se marchó por un pasillo. Después volvió de nuevo con una Coca-Cola haciéndome señales si me apetecía, y acepte. (La verdad es que entre los nervios y la timidez tenía la boca seca). Me abrió el bote, me sirvió en un vaso y se marchó de nuevo.

 

El piso era muy bonito y muy bien climatizado teniendo en cuenta el frio que hacia ese día. Prácticamente se podía estar desnudo en esa habitación, lo cual tenía mucho sentido. Yo me notaba extraño, un poco nervioso, así que cerré un poco los ojos “Relájate” me dije para mí mismo, iba a vivir una nueva experiencia solo mía, con una chica que me había asombrado al entrar, siendo incluso mucho más guapa que otras chicas normales que conocía. “Tranquilo” “Esto es para ti, disfrútalo”

 

III-Relato Travestis Barcelona mi primera polla.

Escuche que volvía por el pasillo, hablando todavía por el teléfono, pero para mi sorpresa se había quitado la bata y solo tenía un tanga puesto, enseñándome sus pechos y su dorado cuerpo. Bendito Brasil, que mujer, que belleza, que curvas. Mi corazón se empezaba a poner a mil y yo no podía dejar de mirarla. Ella hizo un gesto para que la siguiera y acepte de buen grado. Podía ver como su culo hacia una danza que me hipnotizaba mientras la seguía, tenía miedo que lo que había visto en las fotos hubiera sido algún tipo de retoque para darle una forma de corazón improbable, pero aquella visión me confirmaba que no era así, y que tenía delante de mí lo que yo esperaba ver. Una diosa por la que merecía la pena pagar lo que pedía.

 

Entramos en la habitación, con luces lo suficientemente tenues para dar un toque agradable, pero no muy oscuras para poder deleitarme con quien tenía a mi lado. Al principio empezamos a hablar un poco de varias cosas. Donde la había visto, si me gustaban sus fotos, si era de Barcelona, etc. Mientras me iba tranquilizando y ella notaba que me tranquilizaba, de repente se acercó a mí y empezó a besarme apasionadamente, dejándome de piedra, y yo disfrutando del momento. Aquello había empezado y yo estaba a mil

 

Al rato de besarnos ella puso su mano en mi paquete, que ya había empezado a reaccionar ante la pasión inicial, momento en que ella esbozo una sonrisa y empezó a acariciarlo suavemente, sin prisas. Fue entonces cuando ella cogió mi mano y me la puso en su tanga mientras me susurraba.

 

– “mírame a mí”.

IV-Relato Travestis Barcelona mi primera polla.

 

Por primera vez en mi vida estaba tocando otra polla que no era la mía… y me estaba gustando tanto que note un escalofrió desde el pene hasta el ano que es difícil de describir, ya que era la primera vez que lo sentía. Ella también estaba empezando a tener una erección y yo ya no podía apartar mi mano durante un buen rato, hasta que quiso quitarme el pantalón.

 

-“Vaya, tus calzoncillos no van a aguantar mucho tiempo”.

 

Me quito el pantalón y continúo el masaje a mi miembro. Mi pene quería romperlo todo, lo notaba duro como una piedra y notar el suyo crecer me ponía en éxtasis,  quería que siguiera y siguiera… me iba a correr tan solo de ese momento y ella parece que se dio cuenta. Así que paro y puso su mano en mi pecho

 

-“tranquilo, no vayamos muy deprisa, vamos a tranquilizarnos”.

 

Así que me dio la vuelta y empezó a masajearme la espalda… yo por su advertencia intente relajarme, yo quería disfrutar del momento y no explotar tan rápido. Ella sabía que era la primera vez y tuvo mucha empatía así que nos tranquilizamos un poco.

 

Note que sus manos estaban quitándome mis calzoncillos. Empezó a masajearme también el culo y a poner todo su cuerpo sobre el mío. Fue en ese momento cuando note que ella estaba pasando su pene. Este aun tapado entre mis nalgas, lo cual hizo que volviera a excitarme de forma increíble. Su miembro estaba también ya como una roca. Yo quería verlo, por lo que le pedí que se girara para bajarle su tanga. Allí estaba su pene.

 

V-Relato Travestis Barcelona mi primera polla.

 

En ese momento le pedí que se pusiera un preservativo. Me entraron unas ganas enormes de tenerlo en mi boca. Pero a su vez aun tenia cierto miedo a tenerlo sin protección (aunque sé que es una tontería) pero yo era un mar de nervios. Así lo hizo ella y se puso en posición de 69. Mientras introduzco mi pene (también con preservativo) en su boca a lo cual yo hice lo mismo con el suyo. QUE TREMENDO PLACER estaba notando en ese instante. Su pene se hacía más y más grande en mi boca. Estaba excitadísimo notándolo todo en mi boca. Pasando la lengua por él y masajeando sus testículos con una mano. Mientras con la otra agarraba fuertemente una de esas nalgas brasileñas que me habían emocionado tanto.

 

Yo no podía más, así que me gire y le pedí penetrarla, y ella levanto de buen grado las piernas y me cogió las manos para que se las sujetara. Mi pene estaba penetrando por primera vez a una chica trans y yo era la persona más feliz del mundo. Notaba el calor de su culo en mi pene a través de las paredes del condón y yo explotaba de placer. Empezamos con esa posición y después pasamos a hacerlo a cuatro patas, con lo que pude disfrutar también de la increíble visión de ese maravilloso culo brasileño que había visto tantas y tantas veces en fotos de su página web.

 

VI-Relato Travestis Barcelona mi primera polla.

 

Después de un buen rato en el que yo intentaba aguantar como podía. Ella paro y me pidió que me acercara. Cogió mi culo y empezó a lamerme el ano. Algo que no habían hecho nunca y que estaba dándome mucho más placer a toda la experiencia conjunta. Al rato me puso en posición de misionero y paso su pene por mi ano. Me iban a follar por primera vez, iba a notar una polla dentro.

 

Sin embargo, la cosa no fue como esperaba y no había forma de conseguir que penetrara. Por lo que después de varios intentos fallidos le pedí por favor que parará. Me estaba haciendo daño y parece ser que aún no estaba preparado. Así que volví a chupársela de nuevo sin parar. Creo que ella estaba excitadísima en ese momento, porque al rato pidió correrse. Así que se quitó el condón. Con mi mano masajeando sus testículos. Y ella con la suya moviendo su pene sin parar termino lanzando litros y litros de leche.

 

-“Tienes un culo tan bonito mi vida” Me dijo al correrse.

 

Yo ya estaba a punto de explotar, y ella me propuso si quería que me metiera los dedos y correrme. A lo cual acepte, y ya no me hacía tanto daño. Se puso de nuevo en posición de 69 y con su culo en mi cara. Ella metió dos dedos en mi ano y empezó a mover sin parar mi pene. Yo ya no podía más, no podía aguantar después de todo lo que había vivido. Tuve la mayor corrida que había tenido en mi vida. Con una cantidad de leche brotando de mi pene que no paraba nunca.

VII-Relato Travestis Barcelona mi primera polla.

 

 

Estaba exhausto, mi corazón latía mi parar y ella me ayudaba a limpiarme con unas toallitas que tenía en la mesita. Acaba de tener el mejor orgasmo de mi vida y ella era un cielo. Estuvimos casi como una hora hablando los dos, comentando cosas sobre el mundo trans y anécdotas que ella había vivido. La verdad es que me lo pase genial. Me vestí, me duche y me despedí de ella. No he vuelto a quedar con ella ya que casi nunca se pasa por Valencia que es donde yo estoy. Y tan solo he tenido una experiencia más con otro trans. Tan solo fue un masaje donde acabamos haciendo un 69 sin penetrarnos. Todavía soy virgen anal, pero estoy apasionado por estas bellezas. Y es por ello que sigo este foro de travestis desde hace ya mucho tiempo. Algún día llegará que termine por fin penetrado.

Relato Travestis Barcelona mi primera polla
Relato Travestis Barcelona mi primera polla

Desde aquí me presento y gracias a todos los que hayan leído todo mi vivencia de Relato Travestis Barcelona mi primera polla.

Fotos de Travestis gratis.

One Reply to “Relato Travestis Barcelona mi primera polla.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *