Nos comimos las pollas mutuamente con travesti de A Coruña.

Nos comimos las pollas mutuamente con travesti de A Coruña. Bueno, pues aquí va mi relato de mi experiencia con la gran Malene Turati en Travestis de La Coruña. Le había dicho a ella que lo escribiría en el foro de relatos con travestis y no ha podido ser hasta ahora. Pues aquí va lo que pasó.

Al rato de haberla llamado y acordado la hora y el lugar, me presento en el sitio acordado. Era una mañana soleada y eso hacía que me animase ante la perspectiva de encontrarme con ella. Llamo al piso y ella me abre la puerta. Estaba todo bastante oscuro y la única luz existente provenía de unos tubos luminosos de color azul colocados a lo largo del techo. Me hace pasar a una habitación y por fin puedo ver como es.

Debo decir que me dio poco tiempo para verla, porque nada más llegar nos empezamos a morrear y a los 5 segundos ya estaba con el pantalón bajado y ella chupándome la polla. Ella iba vestida en plan “ama total”, con vestido negro, botas de cuero negro (a petición mía). Físicamente es tal cual sale en las fotos que pone aquí. Debo decir que tiene un cuerpo estupendo, delgadito, con sus buenas tetas y suave. Puede que le falte algo de trasero, pero es algo que para mí no le quitaba hermosura.

Nos comimos las pollas mutuamente con travesti de A Coruña

Nos comimos las pollas mutuamente con travesti de A Coruña.

Antes de que se me nublaran los sentidos, decidí pagarle para no dejarlo para el final (prefiero hacerlo al principio). Ella quizá me notó algo nervioso, a lo que le respondía que en absoluto. He de admitir que hubo quizá un pequeño malentendido al principio, porque creo que ella se pensó que quería una sesión de sado light porque en la camilla que había al lado de cama había toda clase de utensilios para tal labor.

Resuelto el malentendido, nos dedicamos a comernos las pollas mutuamente, yo a ella, luego ella a mí. Su polla tiene el tamaño ideal, no es pequeña, pero tampoco una monstruosidad que nada más verla te asustes con su tamaño. En todo momento se preocupó porque yo me sintiera cómodo y tranquilo, y he de admitir que lo consiguió plenamente. Una vez que me canse de saborear su rica polla, decidió que ya era hora de follarme.

Entonces me puse boca arriba y ella rápidamente se acopló a mí. Empezó despacio para poder hacerme a su tamaño dentro de mí. Y poco a poco empezó a moverse, cada vez más rápido. Sus movimientos eran cada vez más fuertes a la vez que escupía sobre mi cuerpo y mi cara. Haciendo que me estremeciera de placer. Al cabo de un rato, cambiamos la postura. Entonces me puse de lado para que ella pudiera seguir abusando de mi culo a su gusto.

Nos comimos las pollas mutuamente con travesti de A Coruña: cuando mi culo ya estaba agitando la bandera blanca.

Cuando mi culo ya estaba agitando la bandera blanca, se quitó el condón y volví a comerme su polla de manera enfebrecida. A veces pensaba que podría estar todo el día comiéndomela. Como ya no podía seguir follándome, le pedí que si se podía correr. Pero debido a que solo había contratado media hora. Me dijo muy amablemente que no podía ser, cosa que entendí perfectamente.

Pero aquí viene lo mejor de todo. Si bien es verdad que no se corrió, si quiso obsequiarme como compensación con algo que ninguna travesti me había hecho pero que alguna vez se me había pasado por la cabeza: una lluvia dorada.

Yo pensaba que no podría hacerse, ya que estábamos en la habitación y no en el baño. Pero a ella no le importó y me cubrió por completo con su caliente orina. Os juro que al principio me dejó como en shock. Y luego, poco a poco, fui disfrutando cada vez más de esa sensación sobre mi cuerpo. Ella controlaba perfectamente la potencia con la que me lo echaba encima. Aunque inevitablemente algunos chorros empaparon las sabanas y otras partes de la cama.

LLuvia dorada Malene Turati me cubrió por completo con su caliente orina

Nos comimos las pollas mutuamente con travesti de A Coruña:  me cubrió por completo con su caliente orina.

Al final con mi cuerpo cubierto de sus fluidos corporales, me acabe corriendo como un loco con su polla sobre mi cara. Fue algo tremendo. Una experiencia extraña pero muy interesante.

Una vez acabado el servicio, pase inevitablemente por la ducha para limpiarme (nunca me había hecho tanta falta). Y al acabar nos liamos a hablar otro buen rato. Durante ese tiempo, pude descubrir que Malene es una mujer que merece realmente la pena. Con la cabeza bien en su sitio.

Espero que vuelva pronto por Coruña. Y así podamos repetir nuestro encuentro. Aunque con más tiempo, para poder disfrutar aún más con ella.

Lo mejor: Su trato y lo buena que esta

Lo peor: El malentendido del principio

¿Repetiría?: Por supuesto

Pues esta fue mi experiencia con Malene, como siempre digo; podrá haber mejores experiencias con travestis, pero pocas tan detalladas como las mías.

Un besazo para Malene y un saludo a todos.

 

Anuncio Travestis Logroño Malene Turati.

 

De madrugada en Sants con travesti Barcelona Malene Turati

De madrugada en Sants con travesti Barcelona Malene Turati. Anoche de madrugada estuve más de 2 horas con Malene Turati. Malene, es una chica brasilera, de unos 35 años.  Tenia la suerte que se encontraba en Barcelona. Además muy delgada, con una buena polla. Malene es una travesti dotada). También unos labios muy besucones y unos pechos no muy grandes (mejor no me gustan las exageraciones) y con mucho morbo.

No es la chica de las más guapas (no es fea). Pero lo compensa por lo bien que lo hace y su faceta dominante.

De madrugada en sants con travesti Barcelona Malene Turati

RELATO de madrugada en Sants con travesti Barcelona Malene Turati.

Legue a su piso de Sants. Me hizo pasar a una habitación correcta y muy bien ventilada. Entonces me recibo con unas braguitas negras y nada más.

Como habíamos pactado 2 horas, ¿para qué prisas?. Empezamos hablando, después estirados y desnudos, empezamos a besarnos. Más que besarte te come la lengua, y luego varias posiciones del 69. Más tarde me hizo un beso negro muy placentero, a lo cual correspondí poniéndome de rodillas. Y si perdonáis la inmodestia, le hice una MAMADA BRUTAL, se lo comí todo, hasta que se corrió en mi cara.

Al cabo de una rato y después de unos minutos de tregua. Me empezó a chupármela y me ponía un vibrador, vaya mezcla de placer. Entonces se puso un condón, me puso a 4 patas y caña caña hasta que me corrí casi en seguida.

Relatos travestis Barcelona sants Malene Turati

Como ya os he dicho eran 2 horas, teníamos tiempo, seguimos hablando, de lo divino y de lo humano, algún besito algún tocamiento. Hasta que como quien dice sin avisar, se pone otro condón. Y mientras me va pellizcando los pezones (le encanta, me encanta) me folla en la posición del misionero. Sin prisas, sin pausas, y nos corremos, buufffff.

RECOMENDABLE 100%, aprovechad que está en Barcelona por pocos días.

Anuncio Travestis Logroño Malene Turati.

 

Tener sexo sin compromiso con mujeres casadas insatisfechas.

Más relatos de travestis en el foro de transexuales viciosas.

Farfullando la idea de ser pasivo en Logroño con Malene Turati

Farfullando la idea de ser pasivo en Logroño con Malene Turati. Malene Turati es una delicia de mujer en Logroño. Acabo de ver que hay una votación para travesti del mes y una de las candidatas es Malene Turati. La vedad es que no soy muy dado a escribir pero hacía tiempo que pensé en hacerlo para contar mi experiencia con Malene.  Una de las mejores travestis cerca de Logroño.

Ahí va. En un viaje de trabajo tuve la oportunidad y el auténtico placer de estar hace bastantes meses con Malene en Logroño. Cuando la llamé le dije por teléfono que me gustaba ser pasivo. Me recibió enfundada en unas botas de cuero negro hasta más arriba de las rodillas. Y un bikini de vinilo o charol negro, no recuerdo, que realzaban su estilizada figura. Me dijo que me desnudara y que le fuera contando lo que quería. Sólo farfullé alguna idea como ser pasivo, ser sumiso, y que ella tomara la iniciativa, algo poco definido. Me respondió que quizás lo que yo quería entonces era ser su novia o incluso su puta.

Farfullando la idea de ser pasivo en Logroño con Malene Turati

Tras decir eso me miró fijamente y esbozó una sonrisa como invitándome a confirmar sus palabras. La contemplación de esta hermosa mujer, su actitud y sus palabras, me habían subyugado por completo. De repente sus palabras se habían transformado en mi más ferviente deseo. Ansiaba ser tratado por ella como su puta particular y someterme a sus caprichos.

Farfullando la idea de ser pasivo en Logroño con Malene Turati.

Se colocó de pie delante de mí y acarició mis pezones con sus dedos. Pasando poco a poco de la caricia a la presión y al mismo tiempo al estiramiento progresivo. De forma que si sus dedos inicialmente presionaban y retorcían todo el pezón. Paulatinamente iban desplazándose hasta quedarse sólo con la puntita trabajando con ella con una parsimonia y maestría para mí desconocida hasta entonces. Me estaba poniendo a cien y eso le estaba resultando evidente a ella observando la reacción de mi polla ante sus manipulaciones.

Me preguntó si me gustaba y le dije que me encantaba.

Te encanta sentirte mía, verdad? Pues ahora vas a tener que darme gusto a mí si quieres que vuelva a trabajar con tus pezones.

Dicho esto se sentó en el cabecero de la cama con las piernas abiertas y semiflexionadas. Ahora vete subiendo, dijo, y besando mis piernas. Desde la punta de mis botas, alternando una y otra. Me puse en el hueco que dejaban sus piernas abiertas. Y fui besando punta, tacones y botas, una y otra y subiendo poco a poco hacia donde estaba deseando llegar lo antes posible. Una vez superadas las botas pasé a sus muslos desnudos. Cuyo contacto suave y caliente incrementaba, y de qué forma, mi deseo.

Farfullando la idea de ser pasivo en Logroño con Malene Turati.

Colocado entre sus piernas llegué a su tanga, eso será luego, me dijo. Ahora sigue desde la tripa hacia arriba. Me apliqué en su tripa, torso y tetas, aunque no se quitó el sujetador y pasé al cuello y de allí a su boca. Tras un par de morreos se quitó el sujetador y llevó mi cabeza a sus tetas desnudas. Ahí me mantuvo un tiempo hasta que me levantó la cabeza. Me miró y me dijo, ahora baja a donde querías. Adonde ella sabía que yo quería me encaminé.

Su tanga estaba ya bastante abultado. Y me lancé sin recato a chupar, besar y comer todo aquello que quedaba oculto por el vinilo. Quítamelo, dijo refiriéndose al tanga, chupa todo y hazla crecer. Y cuando estés deseando que te la meta me lo pedirás. Me dirás, quiero tu polla, métemela toda, y entonces serás mía del todo. Yo, sin dudarlo y con un calentón superlativo por sus palabras, me dirigí a la zona deseada. Empecé por la zona de la entrepierna, los huevos, que besé, chupé y metí en la boca saboreándolos. Así me gusta puta, chupa bien mis huevos, me decía, y acabé, como ella ordenaba, con lo que debía hacer crecer.

Farfullando la idea de ser pasivo en Logroño con Malene Turati.

Ella seguía en la misma posición de forma que yo tenía mi cabeza entre sus piernas. Algo que me puso más cachondo, si cabe, fue que de vez en cuando ella iba cerrando sus piernas, juntándolas y presionando entre ellas mi cabeza, una especie de face-sitting pero al revés, conmigo encima, mientras yo me aplicaba en lo más profundo de la mamada. No tardó mucho en comenzar a, mientras seguíamos en esa jugada, estimular de nuevo con sus manos mis pezones. Yo estaba cada vez más excitado y dispuesto a decirle que deseaba ser suyo ya, cuando me dijo ella que íbamos a cambiar de posición, que quería metérmela en lo más profundo de mi garganta.

Relatos con travestis callejeras logroño taiaka malene turati

Entonces me tumbé, como me dijo, boca arriba, con un cojín bajo mi cabeza. Y ella se colocó en cuclillas o de rodillas, no sé, mirando hacia mis pies, prácticamente con su culo sobre mi cabeza, metiéndome la polla en mi boca y colocándose en una posición en la que efectivamente una vez vencidas las primeras náuseas y al relajarme, sentía su miembro en mi garganta con una sensación auténtica de ser follado. Acompañó esto nuevamente con la estimulación de mis pezones y finalmente con un 69, que, definitivamente me hizo rogarle que me follara el culo, que quería ser suyo del todo.

Farfullando la idea de ser pasivo en Logroño con Malene Turati.

Me dijo que quería que yo estuviera debajo ya que esa es la posición natural de una mujer y que ella quería convertirme en su puta. Además estaba sorprendida por mi gran reactividad a los estímulos sobre mis pezones y así los tenía más a mano. Incluso llegó a decirme que, con el tiempo ella conseguiría que eyaculara solo trabajando mis pezones. Dicho y hecho, sólo puedo decir que fue una follada deliciosa.

La travesti Malene Turati tiene una polla de buen tamaño, aunque no excesivamente gorda y la maneja con suma habilidad. Trabajó mis pezones mientras me follaba y en algún momento mi excitación fue tal que pensé que era posible lo de eyacular solo sintiendo su polla dentro de mí y sus dedos sobre mis pezones. Finalmente hubo de ayudarme agarrando mi instrumento lo que me produjo una de las corridas más placenteras que yo recuerde. Después de esto, se recostó junto a mí, pegando su cuerpo al mío, con una actitud de lo más dulce, hablamos, en fín, una delicia de mujer.

Farfullando la idea de ser pasivo en Logroño con Malene Turati.

Sin duda alguna, una de mis mejores experiencias, con toda una mujer, Malene, tierna, cariñosa, que capta perfectamente lo que te excita y a la que he insistido en que nos visite a los madrileños, aunque solo sea unos días. Estoy seguro de que tendría numerosos admiradores.

¡ Malene, estás muy lejos, ven a Madrid, por favor!

Un besazo, Malene.

Anuncio Travestis Logroño Malene Turati.

 

Tener sexo sin compromiso con mujeres casadas insatisfechas.

Más relatos de travestis en el foro de transexuales viciosas.

La colección de juguetes de travesti Malene Turati

La colección de juguetes de travesti Malene Turati. Ya la había visitado otra vez en otra ciudad. Y aunque la experiencia no fue mala no hubiese vuelto a repetir, pero vi unas fotos nuevas vestida de látex. Además una fantástica colección de juguetes y no pude reprimirme.

Le había pedido que me recibiese con esa indumentaria y así me estaba esperando detrás de la puerta. Luego me cogió de la mano y me arrastró a su habitación. No me recordaba y le extrañaba porque dijo que era de su tipo (alto, proporcionado y con unas manos y pies grandes). Entonces me dijo que me quitase la ropa y que me pusiese en cuatro encima de la cama.

La colección de juguetes de travesti Malene Turati.

En la mesilla ya tenía preparado su arsenal de juguetes (le había pedido un servicio de dominación). Acto seguido me metió su polla en la boca todavía morcillona y me folló la boca sin piedad. Al rato cuando se cansó, cogió una especie de paleta de cuero, con la que me golpeó en el culo con firmeza (tuve el trasero rojo todo el día). Seguidamente, me tiró largo sobre la cama y cogió unas esposas muñequeras con las que me inmovilizó manos y piernas. Ya me tenía totalmente a su merced. Y se calzó un preservativo, enculándome bruscamente, con lo que no puede evitar soltar un grito. Lo que le recordó que todavía le quedaba algún instrumento para torturarme y me amordazó con una bola de plástico en la boca.

La colección de juguetes de travesti Malene Turati
La colección de juguetes de travesti Malene Turati

Ahora sí que no podía hacer nada. Me folló en cuatro, de frente y de pie hasta que se cansó, alternando folladas de boca y culo. Finalmente se apiadó y me desató, con lo que pude correrme y seguidamente se corrió ella. Soltándome un chorrazo de leche calentita encima de mi pecho.

Descansamos un poquito sobre la cama y siguió una agradable conversación. Mientras se preparaba para ir a una playa nudista, de la que tomé nota.

Malene Turati en playa nudista travesti desnuda

La colección de juguetes de travesti Malene Turati. Se nota que es viciosa de verdad y que le mola el rollo dominante, muy recomendable para toda la legión de pervertidos sumisos como yo!!!!

Anuncio Travestis Logroño Malene Turati.

 

Tener sexo sin compromiso con mujeres casadas insatisfechas.

Más relatos de travestis en el foro de transexuales viciosas.

Kenia travesti de Buenos Aires me enseño lo mejor de los dos mundos

Esto que me pasó y fue hace unos 5 años, actualmente tengo 30 años.  Me llamo Gabriel y vivo en Buenos Aires (Argentina). Kenia travesti de Buenos Aires me enseño lo mejor de los dos mundos.

En uno de esos momentos de soledad y hojeando el periódico, vi un anuncio en el que se ofrecían masajes. Pero uno en especial me llamó la atención, porque decía conocer lo mejor de los dos mundos. Sin nada que hacer me (atrevía) atreví a marcar y pedir información, del otro lado de la línea se oyó una voz femenina pero medio ronquilla, que me llamó la atención.

¿Bueno quien habla?, me preguntó. Aquí Gabriel y ¿allá quién? Kenia ¿en qué puedo ayudarte? Ya armado de valor pregunté que buscaba un servicio. Y que me atrajo lo que había visto en el anuncio. Ella me preguntó: que era lo que me llamaba la atención del anuncio a lo cual respondí que en especial a la frase de lo mejor de dos mundos. Ella soltó la carcajada lo me dio mucho gusto oír alguien que no buscaba solo llegar a un trato mercantil si no que existía un ser humano en el otro lado de la línea, Me dijo:

Mira no sé si me estás tomando el pelo o no pero suenas decente. Me refiero en que soy muy femenina y no he perdido aquello que tú tienes. Hizo una pausa y después me dijo, pero que me haría vibrar y sentir lo que era una mujer, en ese momento confirmé lo que pensaba era un travesti.

Relato Kenia travesti de Buenos Aires “lo mejor de dos mundos”.

Tomé mi tiempo y le seguí preguntando y más que nada aclarando mis dudas. Le comenté que nunca había estado con una persona como ella. Pero que reamente me atraía la idea de ello, pero que no sé si me atrevería. Ella dueña de la situación me dijo que nos viéramos y que platicáramos. Si no me parecía solo me cobraba lo del taxi. Y que no habría ningún problema, no sé cómo me arme de valor y le dije que adelante. Pero que no sabía dónde podíamos vernos.

Entonces ella sugirió un hotel el cual no conocía pero el rumbo que me describió era bueno por lo cual accedí. Solo me pidió que al llegar le hablara para confirmar la habitación. Y luego saber que no me había acobardado en el trayecto, por lo cual quedamos de hablarnos en una hora.

Al colgar el teléfono me quise arrepentir pero la verdad ella me había sonado muy honesta en sus palabras también.  Me arme de valor y salí rumbo al hotel acordado el cual quedaba cerca de donde yo vivía. Me registré e informé que vendría una señorita a visitarme.

Al llegar a la habitación, muy padre por cierto, la llamé y me contestó. Bueno habla Kenia, me identifiqué y me dijo, no creí que me fueras a llamar pero la verdad va a valer la pena. Dime tu número de habitación, te marco, corroboro tu habitación y salgo para allá en 20 minutos estoy contigo. Te mando un beso y la verdad no te preocupes, yo le dije que de verdad era novato. Solo había  leído historias en taiaka y que no me atrevería a hacer nada que no me gustara. Ella solo se rió y me dijo: espera y veremos.

Kenia travesti de Buenos Aires me enseño lo mejor de los dos mundos.

 

Me acomodé y prendí la tele, mientras pensaba en si la verdad no la había regado, pero dije es un buen hotel si no hay arreglo lo peor sería pagar la cuota, la tele estaba en un canal porno y de gays, la curiosidad me llevó a dejarlo. Y me puse a ver, de verdad pocas veces había visto a dos hombres entrelazados y me dije que yo no quería eso por lo cual me volvió a entrar la duda, pero me esperé.

La puerta sonó y tocando me dijo Gabriel soy Kenia, ábreme, la última duda, le abro o no, de donde saqué valor no lo sé pero abrí. Y de verdad me quedé asombrado de lo que mis ojos veían. Ahí estaba todo una mujer de cabello largo medio ondulado, tez blanca, de 1.65 mts, con lentes obscuros. Además un cuerpo que se veía sensacional, de pantalones entallados.

Con una blusa pegada al cuerpo donde veías que el cuerpo había sido cuidado. Y su cara era de ángel, de verdad una belleza, nunca pensarías que era un hombre. Me la quedé mirando y me preguntó:

¿No te gusta lo que ves?

Solo acerté a decir que era mejor de lo que me había imaginado. Me comentó entonces puedo pasar y platicamos, le dije adelante.

Kenia travesti de Buenos Aires me enseño lo mejor de los dos mundos.

Por supuesto ella llevaba su bolsa, un caminar que enloquecería a cualquiera. Y sobretodo una seguridad que hacía sentirte seguro, paso y se sentó en la cama. Me comentó que, que me parecía el lugar, que a ella siempre le había gustado y que muy limpio y muy seguro, yo no dejaba de mirarla solo veía lo bonita que era y buscaba como ver si era hombre, por supuesto se veía que llevaba tiempo en esto ya que su proceder era el de una mujer hecha y derecha.

Me dijo ahora si pregúntame y veamos que hacemos. Yo solo pude decir que se veía espectacular, parecía una chica taiaka. Y que me gustaría seguir adelante con esta situación. Ella solo emitió una sonrisa y me pidió que me relajara se me acercó y empezó acariciarme el pecho sobre la camisa y me dio un beso, lo cual me sacó de onda, ya que nunca había besado a un hombre pero me gustó.

Primero solo piquetitos y después abriendo poco a poco sus labios pero sin nunca utilizar su lengua. Yo me dejé llevar y comencé a utilizar las manos, ella me dijo, adelanta toca lo que quieras, tú pones la velocidad, ese comentario me encantó y dejó que fuera más adelante , para ese momento no tenía la imagen de un hombre vestido de mujer, sino de una mujer sensual y a la cual quería complacer.

Kenia travesti de Buenos Aires me enseño lo mejor de los dos mundos.

Estábamos parados y me fue llevando poco a poco al borde de la cama. Ella comenzó a desabotonar mi camisa y empezó a besar mi pecho y mis tetillas. Como me gustó, sabía exactamente como y que intensidad, me dejé llevar. Mientras que yo la empecé a tratar como una mujer ya sin tapujos la acariciaba y la besaba en el cuello. Y comencé a desabotonar su blusa, ella con sus movimientos me hacía el camino fácil.

Nos tendimos en la cama y las caricias seguían los besos. Ese abrazo de cariño que te das con alguien con quien estás a gusto. Esa forma de estar con una pareja y complementarte sin carreras. Y los dos jugando nuestro juego, pero yo me daba cuenta que ella tomaba el control de la situación.

La película seguía y me preguntó:

¿Te gusta lo que ves en la tele?.

Y yo le contesté, no estoy preparado para eso que veo, ella solo me dijo:

¿ Y qué crees que puedas hacer conmigo?

A lo que le respondí, ser tu hombre y tú mi mujer, me volvió a sonreír y me dijo pues sigamos.

Kenia travesti de Buenos Aires me enseño lo mejor de los dos mundos.

A esas alturas los dos nos acariciábamos como una pareja hetero. Pero la verdad yo tenía una mujer como nunca había tenido hasta ese momento. Sabía dónde y cómo acariciar no ponía barreras. Y si me dejaba o me orientaba hacia donde debía ir y lo que debía hacer. Entonces le quité la blusa y el sostén, admiraba sus pechos, realmente bonitos, acariciables, y sobretodo hermosos.

Ella mientras tanto ya me había quitado la camisa y empezaba con el pantalón, mi paquete estaba a todo lo que daba. Se dio cuenta y me dijo, sin prisas que tenemos tiempo, no quiero que termines sino hasta que los dos lo queramos hacer, ¿te parece? me preguntó, yo le dije que sí.

Venía la parte difícil que era estar los dos sin la ropa que para mí era lo más importante no sabía si debería de continuar, ya había llegado hasta donde no me había imaginado, pero ya no le hacía caso a la cabeza si no al instinto al deseo, ella tenía una tanga pequeña y no le notaba nada fuera de lo normal, por mi parte estaba que estallaba, pero ella mantenía el control, me quitó el bóxer y empezó a acariciar mi pene, que delicia, yo cerraba los ojos y me dejé llevar, me besaba el cuello y comenzó a bajar hasta llegar a ese punto donde o paraba o le seguía.

Kenia travesti de Buenos Aires me enseño lo mejor de los dos mundos.

La verdad ya no podía, ella llegó y metió aquello que había jurado nunca un hombre lo haría, y lo besó y lo chupó y se lo metió hasta el fondo, yo me contorsionaba de placer, era la gloria, me dejé, hizo lo que quiso conmigo pero la verdad no me arrepentía, estaba en la gloria.

Notó ella que estaba por terminar y solo bajó la intensidad y tomó mis manos y las llevó a sus nalgas. Tenía una piel suave bien cuidada no notabas más que una hembra hermosa y sexy yo le acariciaba todo lo que quería, hasta que llego a su paquete, yo inconscientemente lo toqué y entre en la realidad. Tenía un miembro de buenas características digamos 19 cm de grueso (una transexual con un buen mango). Y si lo toqué primero con reserva y con prudencia y con cierto temor, nunca lo había hecho pero estaba en el momento que aunque consciente de lo que hacía corría la cortesía de alguien que me estaba dando un placer indescriptible.

Ella solo me pidió que fuera cariñoso y que lo tocara como si fuera el mío, y así lo hice ella seguía en su labor y era una diosa para ello. Yo poco a poco la acariciaba y tocaba eso que no me atrevía y que la verdad me gustó. Era una sensación diferente y veía que ella lo gozaba, me pidió que yo hiciera lo mismo, yo quería que no me pidiera eso que era mi primer vez que no sabría hacer. Solo me dijo prueba y yo te digo , se volteó y nos pusimos en el 69, ella me daba una mamada fenomenal y me acercaba su miembro.

Kenia travesti de Buenos Aires me enseño lo mejor de los dos mundos

Yo lo sentía que quería entrar a mi boca pero había un cierto rechazo para hacerlo, ella en un trabajo de primera me hizo sentir y vibrar y yo fui cediendo le daba un beso lo rozaba con mis labios. Y ella tomó su miembro y lo puso en la entrada, empujaba y empecé abrir mi boca. No lo metió de un jalón pero iba ganado terreno y entrando en ella. En menos de un minuto ya la tenía dentro y yo la chupaba. Primero con reserva y después con muchas ganas.

Ahí solo me comentó, cuidado con los dientes, mete los labios en medio y gózalo. Y si lo estaba gozando y yo estaba en lo mío y ella en lo suyo, mi cuerpo era un volcán con mil ganas de hacer de todo, mi imaginación volaba, yo no creía lo que hacía pero lo estaba haciendo y no solo eso estaba feliz con una verga adentro de mi boca y sin ganas que saliera de ella, la forma en que lo hacía ella era única pero notó que estaba por perder.

Ella dejó lo que hacía y esperó a que yo siguiera con lo mío, yo no entendía pero si sabía que lo que estaba haciendo me gustaba por lo que yo seguí haciendo lo que no imaginé hacer, pero era algo muy padre y de mi agrado, comenzó a acelerar ella el paso del meter y sacar y se veía que algo estaba haciendo yo bien ya que salían gemidos y palabras como. Vas bien, sin miedo, así se hace, para mí eso me daba confianza que lo estaba haciendo bien.

Travesti Kenia de Buenos Aires.

En un momento dejó de acelerar y la sacó un poco contra mi voluntad pero acepté yo no sabía ni lo que pasaba, se volteó y me dijo, creo que llegó el momento de que me hagas tuya, yo dije adelante, si esto va a ser como hasta ahora, esto es lo que quiero, me preguntó, ¿quieres alguna posición en especial o como yo lo quiero?.

Le dije mi reina tú mandas yo obedezco, a lo cual ella me lo agradeció con un beso de antología. Se subió sobre mí y agarró mi verga y la introdujo en su culito. Luego me pidió que no la embistiera y ella se la fue metiendo poco a poco. Además para ese momento yo solo buscaba que fuera mía y así fue.

Entonces empezó a cabalgarme despacio y a incrementar la velocidad. Hasta que realmente ella perdió el control. Yo ya no podía y empecé a venirme con una fuerza y en una cantidad, que pocas veces en mi vida había podido. Ella bajó la intensidad solo se recargó en mi pecho y se abandonó un buen tiempo. Yo no lo creí había hecho más de lo que me imaginé y con cero arrepentimiento. Entonces la abracé, la besé y la dejé arriba de mí. ella solo se deslizó a un lado mío y me dio un abrazo cariñoso, noté que le había gustado.

Kenia travesti de Buenos Aires me enseño lo mejor de los dos mundos.
Kenia travesti de Buenos Aires me enseño lo mejor de los dos mundos.

Kenia travesti de Buenos Aires me enseño lo mejor de los dos mundos

Diez minutos después ella me preguntó si lo volvería hacer. Yo solo le dije que con ella siempre que había sido la experiencia más increíble que me mantendría en contacto.

A partir de esa fecha la seguí viendo. Y cada encuentro aprendí de él lo que es ser una ella. Y les puedo decir que a veces comparo y podría decir que ella es una dama que te hace ver lo mejor de los dos mundos.

Esta es mi historia (Kenia travesti de Buenos Aires me enseño lo mejor de los dos mundos) espero les haya gustado.

Más relatos de travestis en el foro de transexuales viciosas.

Pub de ambiente gay en el que perdí mi virginidad anal con unas travestis

Pub de ambiente gay en el que perdí mi virginidad anal con unas travestis. Entonces entré en el pub de ambiente gay en el que me dijeron que había travestis. Allí había, efectivamente, unas cuantas; apenas se adivinaban entre el humo y la oscuridad. Me senté cerca de un grupo, solo en una mesa rinconera apartada.

Pedí una copa y pronto se fijaron en que las miraba con atención. Yo, decidido como estaba a hacer algo por saciar mi curiosidad y mi deseo de estar con un travesti, no bajaba la mirada cuando entre ellas se indicaban mi presencia, y eso las animó a hablarme:

— Hola, me llamo Natasha ¿nos miras mucho tú, no?
— Me gusta miraros, me atraen las chicas como vosotras —dije con clara intención— aunque no he conocido realmente nunca a ninguna. La tal Natasha puso cara de interior y de complacencia, y a continuación de incredulidad, pero finalmente me preguntó:
— ¿Te apetece que nos sentemos aquí un rato contigo?

Natasha, Dana y la deslumbrante Guadalupe. A mí no me desagradan en absoluto los travestidos que no se caracterizan bien, no tengo ningún prejuicio consciente, pero las que me atraen son las que sí saben parecer una mujer; esa era la fantasma que había decidido buscar: un travestido bien femenino y con genitales masculinos, ese era mi deseo. No pretendo entenderme, ya no; sólo sí que no tengo por qué reprimir mi deseo.

Guadalupe era deslumbrante porque para empezar era guapísima, delicadamente femenina y con un puntito de morbo en la mirada. Tenía unas tetas bien grandes, que me atraían mucho.

Relato travesti: Pub de ambiente gay en el que perdí mi virginidad anal con unas travestis.

Hablamos todos. Primero vagamente sobre lo que hacía yo allí. Yo fui sincero, así lo había decidido:
— Tengo mucha curiosidad por los travestis. No, no se me ha pasado por la cabeza ser un travesti, no es eso, pero si siento curiosidad por conocer como sois y lo que sentís. Si, si, si creo que me gustan los travestis. Se les iluminó la cara a todas: mi interés sexual las excitaba, pero también influya el hecho de que mi trato era amable y educado, cariñoso. Poco a poco entramos en confianza.

Entre bromas y copas me dijeron muchas cosas que yo desconocía, y descubrí que (afortunadamente) ellas eran “sahe mal” o algo así (shemale), y que eso significaba que se hormonaban pero no se habían operado el sexo. Les confesé mi inclinación precisamente a eso y aquello desató la euforia.

Sentí un estremecimiento inicial cuando Guadalupe me tocó el paquete por debajo de la mesa:
—¿Te sientes bien? ¿Te apetece que nos conozcamos un poco mejor?. Yo percibí que las tres me miraban con extrema expectación.
—¿ Todos juntos?
— ¿Por qué no?
— Bueno, no estoy seguro de poder estar a la altura.
— Tranquilo, todo irá bien. Haremos solo lo que tú quieras.

 

Pub de ambiente gay en el que perdí mi virginidad anal con unas travestis
Pub de ambiente gay en el que perdí mi virginidad anal con unas travestis

En el camino a la casa de Natasha y Dana, la excitación me podía. Estaba empalmado, y me desbordaba el deseo de entregarme a las experiencias sexuales que me apetecían sin represión de ningún tipo. Ya en el piso la cosa parecía haberse enfriado de repente porque nadie se atrevía a iniciar nada, pero solo fue un corte inicial: yo estaba decidido a no irme con las manos vacías.

Pub de ambiente gay en el que perdí mi virginidad anal con unas travestis.

Pon algo de música bajita y bailamos.

Natasha, Guadalupe, Dana, Dana, Natasha, Guadalupe. Se restregaron contra mi cuerpo y yo sentía sus pechos contra mi cuerpo, también sentían ellas mi paquete, y también sentía yo sus pubis frotándose conmigo.

Me empezaron a desnudar y yo las ayudaba a ellas: sus pechos eran todos bonitos, sobre todo los de Guadalupe. Se quedaron las tres en tanga y se notaba un bultito con su sexo masculino, su polla sin erección, debajo de la braguita y eso era lo que más me gustaba. Me acariciaban el pecho y me acariciaban mí ya durísima polla por encima del calzoncillo.

Dana me empujó hacia la cama. me bajó el slip y empezó a mamar como si le fuese la vida en ello, primero entreteniéndose con el glande, metiendo su lengua por la pequeña hendidura, para luego recorrer lateralmente la altura de mi pene, besarme los genitales y finalmente recorrer con sus labios todos los milímetros de mi polla desde arriba hasta abajo entreteniéndose en girar su boca para darme y darse más placer; creo que lo que más me gustaba era que además emitía gemidos locos de placer: chuparme la polla le estaba gustando mucho. mmmmmmm. mmmmmm. mmmmmmmm.

Mientras tanto Natasha y Guadalupe, a mi lado, me besaban por todo el cuerpo con dulzura y yo les acariciaba sus senos.

Relatos Transexuales – Pub de ambiente gay en el que perdí mi virginidad anal con unas travestis.

— Que no se corra, debe durar para todas. — le dijeron a Dana, que no me la meneaba con la mano para que no eyaculase. Natasha y Guadalupe se turnaron después con mi rabo, me lamieron por turnos y juntas, me magrearon, me daban pequeños mordisquitos. Guadalupe, de nuevo a mi lado, me empezó a besar en la boca y en la pasión que sentí yo bajé mi mano hasta su paquete, pues yo lo deseaba todo, dar y recibir, y se lo toqué con deseo, a lo que respondió con una mirada de complicidad. Se bajó el tanga y descubrió su pene, más bien pequeño pero se me antojó que bien bonito.

Le toqué sus genitales, era la primera vez que lo hacía a un hombre y me estaba gustando. Y deliberadamente acerqué mi cara a su sexo y la miré como pidiendo permiso. Rio complacida y me metí su pene, su polla, en mi boca, sentí su forma en mi boca y como con su excitación su miembro iba creciendo y tomando dureza dentro de mi boca con cada latido de su corazón.

Pub de ambiente gay en el que perdí mi virginidad anal con unas travestis.

Me emocionaba este crecimiento, notar su dureza en mi boca. Entonces tuve un enorme placer al estar haciendo algo “sucio” para otras personas con mi boca pero que quería a toda costa. Sentí todo su volumen entre mi paladar y mi lengua. Fué entonces cuando sorbí como queriendo sacar todo el jugo a mi experiencia. Sentía que me estaba realizando, me sentía tan atraído por penetrar como por ser penetrado. Porque me chuparan como por lamer una buena polla. La masturbé con la mano y la boca y me dijo que parase, que la penetrase antes. Se dio la vuelta y me enseñó su culo, de rodillas con las piernas abiertas. En esa postura se le veía el colgajillo de sus genitales (porque su pene estaba todavía empalmado) y me ofrecía su ano mientras me decía:

— ¿No te apetece follar este culito?

— Claro que sí. — y Natasha ya untaba con vaselina el ano de su amiga mientras Dana me ponía un preservativo. Me acerqué reptando por la cama y miré a las caras de Natasha y Dana. Las transexuales me sonreían aceptando que a todas no podía penetrarlas al mismo tiempo. Puse el glande en su ano y apreté. Nunca había experimentado una sensación tan buena. Por lo estrecho en comparación con la vagina de una mujer el ano de Guadalupe me producía muchísimo placer. Lo sentía con una intensidad enorme y también ayudaba a mi excitación los gemidos de placer y agradecimiento que emitía mi montura.

Relatos de travestis – Pub de ambiente gay en el que perdí mi virginidad anal con unas travestis.

Entonces le agarré los pechos que me enloquecían. Y poco a poco introduje toda mi longitud, empujón a empujón, sin saber yo si en el siguiente habría espacio para más. Entonces se me ocurrió incorporarla un poco para agarrarle el pene y masturbarla. Sin embargo su polla estaba ahora flácida, aunque disfrutaba.

Tras un rato así de enorme excitación se interpusieron las otras dos chicas. Me separaron de Guadalupe y boca arriba se posicionó Dana para que la follase. También era una sensación nueva penetrar un culito con una pollita encima del agujerito, y me excitó más si cabe. Quise sentir todo el contacto de su sexo y me tumbé como pude sobre ella. Para entonces, efectivamente, percibir que estaba follándome a una mujer con polla. Ahí no pude más y me corrí, era ya demasiada excitación, pero yo sabía que tras unos minutos podría recuperar toda mi erección. Y entonces quise ser penetrado; manosee los sexos de Natasha y de Guadalupe y les dije en tono meloso:

— ¿Quién quiere mi virginidad anal?

Me tumbaron boca arriba y Natasha me levantó las piernas y me untó de vaselina. Luego se meneó un poco el pene y consiguió una erección muy aceptable y me dijo que si me dolía que lo se lo advirtiese.

Pub de ambiente gay en el que perdí mi virginidad anal con unas travestis.

Yo tuve un enorme placer al sentir que me llenaba con su polla mi culo. Poco a poco, que me iba venciendo milímetro a milímetro. Algo de dolor pero poco porque en mis ensoñaciones anteriores yo ya había introducido zanahorias, botes y siliconas en mi culito. Aunque nunca me habían dado por culo de verdad. Se meneaba un poco y yo me moría de gusto. Me decía que me relajase, que si no, no podía seguir, y yo lo intentaba. Pero entones Guadalupe volvió a chuparme y a mamarme la polla. Y me corrí en su boca justo cuando Natasha sacaba su polla de mi culo para derramar su esperma casi en el pelo de su amiga.

Tras un minuto de agradable mareo supe que quería saberlo todo. Sentirme como ellas por un rato, acercarme a lo que una mujer siente cuando es penetrada o cuando chupa un rabo. Tuve la iniciativa y coloqué a Guadalupe sobre la cama boca arriba, la miré con una sonrisa y la dije:

— Quiero darte placer, quiero daros placer a todas, quiero que te corras en mi boca, quiero hacerte feliz, cariño. Ahora te voy a chupar tu falo como mejor sepa, hasta que me sueltes tu esperma, quiero saber a qué sabe, y Guadalupe sonreía.

Historias con travestis viciosos, Pub de ambiente gay en el que perdí mi virginidad anal con unas travestis.

Una transcripción en presente de lo que sentí podría ser: “le beso su sexo, así chiquito. Se lo beso repetidamente con cariño, demostrándole que aquí hay deseo y pasión verdaderos. Saco mi lengua y la paso por sus genitales, por su cilindro, suelto toda la baba que puedo para que todo sea más suave, me recreo. Muevo en círculos mi lengua por los surcos de su escroto y luego voy subiendo hasta la punta de su polla. Me la meto en la boca con pequeños avances y retrocesos mientras levanto la mirada y miro su cara, le miro a los ojos para comunicarnos mientras estamos unidos al tener yo dentro de mí su polla en mi boca. Subo y bajo por todo el cilindro.

Ahora le masturbo con la mano para que se corra. “entonces la cosa se completó, lo que faltaba llegó, y yo sabía que iba a pasar sin tener que pedirlo: al ponerme yo a 4 patas a chupar a Guadalupe separaba las piernas para que se viese bien mi ano, para que resultase apetecible. Sentí como dos manos me aferraban con fuerza, como tomándome firmemente, como para que no me fuese a escapar aunque yo no pensaba hacerlo. Me untaron algo más de lubricante y sentí una polla de nuevo en mi culo, pero en otra posición muy apetecible.

¡Y mientras le chupaba la polla a Guadalupe!

Pub de ambiente gay en el que perdí mi virginidad anal con unas travestis.

Miré de reojo a un espejo a mi derecha y vi a Dana follándome con ganas. Mi imagen me gustó, era lo que quería. Una experiencia completa, con todos los papeles. Mi culo se llenaba y se vaciaba suavemente ahora. Cuando Dana se retiraba se iba haciendo como un vacío en mi interior para volver a llenarse como si fuesen las olas del mar que iban y venían, muy, muy agradable. Me estaban penetrando por dos partes, en mi ano y en mi boca. En mi culito sólo podía abrirme lo más posible para invitar a Dana a entrar en mí. Luego moverme un poco si acaso, dando placer a mi amor trasero.

En mi boca podía ser más activo, chupar con más fuerza, sorber, menear, exigiendo su leche, su estallido. Ahora era yo el que quería mostrar mi contento y excitar a Guadalupe emitiendo:

—Mmmmmmm, mmmmmmmmmm, mmmmmm, y se corrió en mi boca. Sentí un derramarse en mi garganta, un montón de líquido espeso con un sabor medio ácido y muy peculiar. La cara de satisfacción de Guadalupe me satisfacía a mí.

Historietas sexuales con travestis. Pub de ambiente gay en el que perdí mi virginidad anal con unas travestis.

Dana también se corrió al ver a su amiga tan contenta y yo subí mi cabeza para mirarla hacia atrás. Y entonces ver como se corría mientras me daba sus últimos meneos. Me vi en el espejo, con un reguero de semen en mi boca y Dana dándome por culo, curiosa y placentera estampa.

Después se empeñaron en vestirme de mujer. Aunque solo fuese para ver cómo me sentía. Pero esa es otra historia que contaré si esta primera parte les ha gustado, ¡hay tanto que contar!!

Fue una noche increíble, ojala se repita.

 

 

 

Danny Bombom, ballbusting, sodomia y folladas profundas de boca.

Danny Bombom, ballbusting, sodomia y folladas profundas de boca.

Relato travesti Danny Bombom en Tania Prometeo Bilbao. Continuación parte I : Reventado por la polla de Danny Bombom en Bilbao.

Nos presentamos con dos besos, abrazándonos y juntando nuestros cuerpos. Pura electricidad manaban de todos sus poros, en puntuales ocasiones he tenido esa sensación. Alana Ribeiro (alias Alana Santos) o Hanna Marks me han provocado ese tipo de sensaciones que comente en el foro de travestis taiaka.

Charlamos para conocer nuestros gustos, mientras nos damos pequeños picos que cada vez se vuelven más intensos y húmedos. Pronto concluimos en que sería una sesión donde seria dominado, a mí me gusta y a ella le pone muchísimo ser dominante, activa y llevar el ritmo del espectáculo.

Revisa la bolsa que tengo con ciertos artilugios, lo que nos va poniendo a tono, se marcha en búsqueda de medias de rejilla para mí, con la idea de convertirme en su puta. Me pone unos tacones (mules) de plástico transparentes y comenzamos a besarnos. Noto que su paquete se endurece y ella retira su braga para hacer aparecer una hermosa polla negra que luego sería una delicia. Me pone de rodillas, me obliga a mamar, me escupe…. empiezan los insultos y las guarradas. Su verga crece en mi boca, se endurece y engorda a cada tragada profunda que me obliga a realizarle.

Danny Bombom, ballbusting, sodomia y folladas profundas de boca.

Me tapa la nariz y me fuerza a tragarla hasta la misma base de su rabo, que en ese momento empieza a ser de un más que considerable tamaño y grosor. Largo y gordo, uniforme y recto una delicia que tendré oportunidad de saborear en las más de dos horas que dure nuestro affaire. Pronto me puso a 4 patas, avisándole de mi largo periodo de inactividad, se agacho y me comió el culo, haciéndome gemir como a una puta perra. Mientras tanto me masturbaba logrando una potente erección. Cachonda y apretando los dientes me gira y me da rabo nuevamente, folladas profundas de boca. Mientras me decía que me iba a romper el culo, que me iba a reventar ese culito blanco virgen.

Doy fe que lo hizo…

Danny Bombom, ballbusting, sodomia y folladas profundas de boca
Danny Bombom, ballbusting, sodomia y folladas profundas de boca

Relatos con travestis Danny Bombom, ballbusting, sodomia y folladas profundas de boca.

Me puso de 4 de nuevo para untar vaselina con sus dedos, 1, 2,3…. Y primer intento de sodomía. Solo entraba la punta, poco a poco, metía e iba sacando, no sería tarea fácil. Para ayudar me dio un bote de popper y me pidió que inhalara varias veces, que así sería más fácil y me pondría más cachondo. Calor, sensación de subidón inmediata, mientras ella comenzaba a meter polla cada vez de manera más profunda. Un último y continuado empuje logro clavar su rabo negro hasta los mismos testículos dentro de mi culo.

Parada técnica para que mi agujero se adaptara al calibre que tenía metido hasta las entrañas. Varias inhalaciones más de popper y comienzan las embestidas sin contemplaciones. Me sentía, reventado a cada empujón, cada vez más duros y más rápidos. Paramos, más comidón de rabo más folladón, mas mamada…. estaba en las nubes.

Decidió intentar meterme la mano, cuando llevaba 4 dedos, se caldo un condón en el pie y toda loca me comenzó a follar con el mismo. Nunca me lo habían hecho, metió la punta entera, con todos sus dedos. Me estaba rompiendo como a una perra loca.

Danny Bombom, ballbusting, sodomia y folladas profundas de boca.

Luego con la mano 5 dedos metidos, para pasar poco a poco a girarla con la intención de acabar metiéndomela entera. No pude aguantar, el boquete en mi culo era brutal, la mano casi entraba entera pero no pudo lograrlo. Me dio la vuelta para seguir follándome, levantaba mis piernas y me follaba, llegando hasta ese punto de notar pinchazos debido a la profundidad que lograba.

Nos uníamos en profundos besos húmedos mientras, seguía taladrándome de manera incansable. Decidí indicarle uno de mis fetiches, el ballbusting. La deje alucinada al principio con mi petición. Le pedí que me golpeara los huevos con el pie, indicándole como debía hacerlo para no dañarme. Empeine y más bien golpeando de los testículos para atrás, más en la zona del glúteo que en los propios huevos.

Empezó suave, comedida y con tiento de no hacerme daño. Digo comenzó, porque se puso cachonda, apretaba los dientes y empezó a darme cada vez más duro.

Danny Bombom, ballbusting, sodomia y folladas profundas de boca.

De pies puta!!! Me gritaba cada vez que me daba y retrocedía o me agachaba.

Se calzo los tacones, para darme de lleno en los huevos haciéndolos saltar.

Abre la piernas más puta! arriba ahora te vas a enterar!!!

Llego a golpearme con la punta en todos los cojones, sabedora que así el impacto sería pleno y mi dolor también. Mientras lo hacía me masturbaba para y aunque extraño que parezca sentir menos el dolor. Solo me permito hacerlo al principio, luego quería ver mi polla libre y tiesa mientras me daba duro.

Con los cojones bien doloridos se tumbó en la cama para hacerme sentar en su rabo negro mientras ambos mirábamos al espejo lateral de la habitación.

Fóllate puta! me encanta tu culito blanco, mira como entra, sigue sigue…

Intento quitarme, tengo roto el culo, estoy reventado.

Me agarra me pone a 4 patas de nuevo me folla a lo caballito, montada encima mío, me pisa la cara mientras me folla….. Me encanta!.

Estoy sudado, roto, hecho una puta.

Ella no tiene fin…. no descansa, me quiere reventar. No quiere descanso.

Pido tregua, no me la da, sigue follándome en las posturas que quiere. Se acaba la hora, el chico nos llama para avisar.

Danny Bombom, ballbusting, sodomia y folladas profundas de boca.

Pido estar otra hora más, sale un momento, entra el encargado… y me dice hoy estar disfrutando eh!!!

Se oyen mis gritos, pero no pasa nada, para eso has venido, relájate y disfruta!!!

Danny Bombom vuelve con un consolador que lleva en la espalda, no lo veo, no lo llegamos a usar y menos mal!!

Eran del grosor de un brazo!!!

Después de un rato loco más, ya no puedo, poniéndome encima mientras introduce media polla en mi culo. Me masturbo, el corridón está próximo, se lo digo. Reviento en su cuerpo, tetas, y algo en el pelo cosa que le molesta aunque luego se le pasa.

Intento conseguir que ella se corra pero, después de varias veces a punto me para y me dice que debe aguantar para el resto del día. 20minutos de relax, charlando, tumbados juntos, besándonos y acariciándonos. No sin que ella quisiera volver a follarme en varias ocasiones, lo hicimos pero de verdad os lo juro tenía el culo roto.

En resumen y después de haber escrito del tirón este relato. Esta chica es una pasada, me encanto, tiene que haber feeling tal y como ella me dijo pero es altamente adictiva.

 

INCREIBLE!!! Repetiría sin dudarlo.

 

Fuente: Relatos de Travestis con Estrellas del Porno y Shemale Pornstars.

Cuáles son las pollas más grandes de travestis negras?

Reventado por la polla de Danny Bombom en Bilbao!!

Reventado por la polla de Danny Bombom en Bilbao. Después de bastante tiempo retirado (más de un año), y después de una última sesión intensísima con una de nuestras amadas y deseadas amas (Byanca Carvalho) pensé que mi tiempo en este mundillo había pasado y cerraba una etapa (que mejor broche que con ella), de placeres prohibidos, donde había tenido la oportunidad de disfrutar de bellezas sin igual, donde he sido sodomizado dulcemente en ocasiones y en otras violado a lo bruto, he tenido la fortuna de experimentar verdaderos placeres por cantidad de mujeres que no podría mencionar a todos sin dejarme a alguna en el tintero.

Pues bien, después de todas mis experiencias. La semana pasada volvió a picarme el gusanillo y valorando varias chicas en casa de Tania Prometeo, tome la decisión de nuevo de acercarme a su casa y volver a saborear los placeres de que reconozco echaba de menos. Podréis ver que consulte al respecto de dos bellezones en esta página de taiakashemales y tuve diversas opiniones al respecto de ellas

Reventado por la polla de Danny Bombom en Bilbao.

Cual principiante indeciso, pregunte a Tania para finalmente decidirme a ver tanto a Danny Bombom como a Rafaelly Diniz en un paseíllo y luego tomar la decisión. Cuando llegue a su casa, mis nervios eran enormes. Ya sabréis de qué hablo, esa sensación en la barriga, esos pequeños temblores, sensaciones que echaba mucho mucho de menos. Pedí al encargado ver a mis dos elecciones mientras me aseaba y me preparaba tranquilamente. Ya desnudo, entró el chico (encargado) para decirme que Rafaelly Diniz estaba indispuesta y que sintiéndolo mucho no podría pasar.

Vaya pues mal empieza la cosa. Solo tenía una elección: a Danny Bombom, en verdad iba con intención de quedarme con ella. Pero no la conocía y aunque en las fotos es una belleza no las tenía todas conmigo por el dichoso photoshop que a veces edulcora las fotos.

Reventado por la polla de Danny Bombom en Bilbao
Reventado por la polla de Danny Bombom en Bilbao

Relato reventado por la polla de Danny Bombom en Bilbao.

La transexual Danny Bombom vive en Italia y no tenía ninguna referencia de ella.

En fin a cruzar los dedos y a ver si hay suerte, con perdón de la expresión.

OSTIA PUTA !!!!! Que escándalo de mujer!!!

1,65 aproximadamente, piel mulata, cuerpazo de ensueño. Entro con una braguita, sujetador color azul y tacones negros. Bien definida, six pack marcadito, culazo de fitness, cara preciosa, pelito corto rubio. También una mirada intensa, por lo que me quede sin palabras os lo juro

Andares sensuales, sonrisa sabedora de que lo que yo veía me gustaba.

Sencillamente perfecta!!!, ni un solo pero. Evidentemente quedaba un detalle, que anhelaba fuera enorme.

CONTINUARE

Fuente: Relatos de Travestis con Estrellas del Porno y Shemale Pornstars.

Cuáles son las pollas más grandes de travestis negras?

Encuentro con travesti Laura Andrade en Valencia

Encuentro con travesti Laura Andrade en Valencia. Hola amigos. Recientemente regreso a Valencia, Laura Andrade. Hacía tiempo que no había estado con ella y la llame para quedar. Me dijo: Te vas a enterar. Eso ya me puso a 1000.

Llegue a su casa, entré, ella estaba detrás de la puerta. Me abrazo y me dio un largo beso con lengua. Me dijo que tenía ganas de mí y me quería comer entero. Fuimos a la habitación, me ofreció un refresco y charlamos un poco. No podía quitar la vista de su cuerpo. Me había recibido con lencería de color negro y taconazos. Veía su juguete que ya tenía un poco de tamaño bajo sus braguitas. Nos pusimos de pie, nos volvimos a besar, me ayudo a quitarme la ropa. Me tocó aunque no hacía falta, mi pene ya luchaba por liberarse desde que entré en el piso. Me empujo sobre la cama. Se quitó el sujetador de pie, mientras la miraba y me decía las ganas que tenía de follarme.

Encuentro con travesti Laura Andrade en Valencia.

Se echó encima de mí y empezó el torbellino de sus manos y sus labios por todo mi cuerpo mientras me dejaba hacer. Me sentía totalmente a su merced. Sus labios llegaron a mi miembro y empezó a chuparlo con fruición. Tuve que pedir que parara un poco para no correrme. Me dice: Amor te toca a ti. Me introduje su miembro y empecé a chupárselo. Mientras ella me cogía por la cabeza hasta que quiso ir más allá. Me dijo que parara y me pusiera a cuatro patas. Me puso lubricante y con cuidado empezó a metérmela.

Encuentro con travesti Laura Andrade en Valencia
Encuentro con travesti Laura Andrade en Valencia

Relato transexual: Encuentro con travesti Laura Andrade en Valencia.

 

Primero suave y después empezó un saca-mete a buen ritmo hasta que le pareció que estaba bastante dilatado y entonces la saco, me dio la vuelta, me levanto las piernas y me la volvió a meter con fuerza hasta el fondo. Me dijo que me quería ver la cara cuando me corriera. Poco después me corrí entre movimientos de placer, ella me pidió que aguantara un poco mientras me follaba más y más rápido hasta que explotó también.

Entonces me dio un beso y con cuidado la sacó. Se tendió en la cama junto a mí y me dijo que estaba muy a gusto mientras suspiraba de placer. Después una buena ducha, un poco de charla y me marché con ganas de volver pronto con ella.

Un saludo amigos.

Le encantan las ciudades de Barcelona, Canarias, BilbaoValenciaMadrid, y Palma de Mallorca.

Shemale Pornstar Laura Andrade Brazilian Transsexual Dating.

 

Fuente: Relatos de Travestis con Estrellas del Porno y Shemale Pornstars.

Cuáles son las travestis con las pollas más grandes?

Sexo transexual y experiencias con travestis

Sexo transexual y experiencias con travestis. El mejor sexo transexual y experiencias con travestis en España de los foros de travestis. Para empezar presentar los mejores fantasias eroticas eroticos de transexuales del foro taiaka shemales. Mientras que muchos lectores han podido disfrutar de las mejores historias porno de sexo con travestis y transexuales. Todas ellas contadas por puteros o acérrimos amantes de las trans.

Sexo transexual y experiencias con travestis

Entonces es posible encontrar en las experiencias con travestis de sexo con transexuales: hombres follando en las calles de prostitución callejera a travestis en el capó del coche. Sexo transexual de hombres casados mamando la polla de una transexual mayor en un polígono industrial. Hombres bujarras en áreas de descanso acechando a camioneros para que les den su biberón y a poder ser ir a que les follen en la cabina. Mujeres heterosexuales locas por ser folladas por potentes transexuales africanas. Y muchas situaciones más con transexuales: locas, peligrosas, fiestas, guarradas, …

Nos comimos las pollas mutuamente con travesti de A Coruña.

Nos comimos las pollas mutuamente con travesti de A Coruña. Bueno, pues aquí va mi relato de mi experiencia con la ...
Leer Más

De madrugada en Sants con travesti Barcelona Malene Turati

De madrugada en Sants con travesti Barcelona Malene Turati. Anoche de madrugada estuve más de 2 horas con Malene Turati. Malene, ...
Leer Más

Farfullando la idea de ser pasivo en Logroño con Malene Turati

Farfullando la idea de ser pasivo en Logroño con Malene Turati. Malene Turati es una delicia de mujer en Logroño. Acabo ...
Leer Más

La colección de juguetes de travesti Malene Turati

La colección de juguetes de travesti Malene Turati. Ya la había visitado otra vez en otra ciudad. Y aunque la ...
Leer Más

Kenia travesti de Buenos Aires me enseño lo mejor de los dos mundos

Esto que me pasó y fue hace unos 5 años, actualmente tengo 30 años.  Me llamo Gabriel y vivo en ...
Leer Más

Pub de ambiente gay en el que perdí mi virginidad anal con unas travestis

Pub de ambiente gay en el que perdí mi virginidad anal con unas travestis. Entonces entré en el pub de ambiente ...
Leer Más

Danny Bombom, ballbusting, sodomia y folladas profundas de boca.

Danny Bombom, ballbusting, sodomia y folladas profundas de boca. Relato travesti Danny Bombom en Tania Prometeo Bilbao. Continuación parte I ...
Leer Más

Reventado por la polla de Danny Bombom en Bilbao!!

Reventado por la polla de Danny Bombom en Bilbao. Después de bastante tiempo retirado (más de un año), y después ...
Leer Más

Encuentro con travesti Laura Andrade en Valencia

Encuentro con travesti Laura Andrade en Valencia. Hola amigos. Recientemente regreso a Valencia, Laura Andrade. Hacía tiempo que no había ...
Leer Más

CD pasiva y yo primera experiencia como chica activa en sexo transexual

CD pasiva y yo primera experiencia como chica activa en sexo transexual. Extraído de la guía de transexuales de España ...
Leer Más

Felina Flavia Meireles una travesti con la polla muy dura en Valencia.

Felina Flavia Meireles una travesti con la polla muy dura en Valencia. Como dije esta mañana, ya he caído en las ...
Leer Más

Fiesta de un cliente VIP con tres travestis en Madrid

Fiesta de un cliente VIP con tres travestis en Madrid: Byanca Carvalho + Ivete Montello + Kelmanny Koutty. hola mis ...
Leer Más
Loading...